Sala de prensa‎ > ‎Notas de prensa‎ > ‎

El problema es la violencia doméstica, y no solamente la violencia de género.

publicado a la‎(s)‎ 25 abr. 2016 10:52 por Asociacion Europea Abogados Familia   [ actualizado el 25 abr. 2016 10:55 ]
  • Ante la muerte de dos varones y una mujer en el ámbito de la violencia doméstica este pasado fin de semana, desde la Asociación Europea de Abogados de Familia exigimos a los poderes públicos que valoren seriamente la derogación de la Ley de Violencia de Género, y empiezan a trabajar en una Ley de Violencia Intrafamiliar en la que primen los instrumentos de prevención.
  • Es necesario abandonar viejos conceptos como la violencia de género, para afrontar la violencia doméstica independientemente del sexo de  la víctima y del agresor. 

Madrid, a 25 de abril de 2016.- Este fin de semana ha sido trágico para la violencia doméstica. En tan sólo 48 horas en Cataluña murieron dos hombre y una mujer a manos de sus parejas.

La primera víctima murió en Sabadell, y su muerte es fruto de la violencia doméstica, dado que tanto agresor como agredido eran hombres. La víctima de 57 años murió a manos de su pareja de 53 quien apuñaló a su pareja.

La segunda de las víctimas era una varón bielorruso  que murió en Barcelona a manos de su joven pareja, una mujer de la misma nacionalidad de 36 años de edad. En este caso la víctima mortal también mostraba heridas de arma blanca.

La tercera de las víctimas fue una mujer de 47 años fallecida en Valls (Tarragona). Su agresor era un varón de 39 años que también hizo uso de arma blanca para matar a su víctima. 

Tres casos que tienen un denominador común: la violencia doméstica que subyace en los tres crímenes.

Por desgracia desde la Asociación Europea de Abogados de Familia llevamos años denunciando que el problema de la violencia doméstica no queda circunscrito a la violencia de género, sino que es un problema que sólo es posible afrontar si los poderes públicos son conscientes que la violencia afecta al ámbito familiar y que en la mayoría de los casos el sexo de la víctima y el sexo del agresor no son elementos determinantes para justificar el incremento de la violencia.

Ante el grave problema del incremento de la violencia en el ámbito familiar, también denominada violencia de cercanía, nuestro legislador quiso responder con la Ley Orgánica 1/2004 de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género, ley que con un marcado sesgo ideológico no ha servido para reconducir la violencia doméstica.

Más bien la Ley 1/2004 de Violencia de Género ha venido a agravar el problema de la violencia doméstica por cuanto ha silenciado la muerte violenta de decenas de menores a manos de sus madres, ha silenciado la muerte violenta de decenas de varones a manos de sus parejas femeninas y ha ocultado a la sociedad la violencia latente en las relaciones homosexuales.

Por desgracia los tres crímenes del pasado fin de semana vuelven a demostrar que ante el problema real de la violencia doméstica, leyes ideológicas que establecen los delitos de autor, y en las que se presume la culpabilidad del varón, no sirven para resolver los problemas latentes en las relaciones interpersonales.

Por ello desde la Asociación Europea de Abogados de Familia exigimos a los poderes públicos que valoren seriamente la derogación de la Ley de Violencia de Género, y empiezan a trabajar en una Ley de Violencia Intrafamiliar en la que primen los instrumentos de prevención, facilitando a los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado, a los Juzgados y Tribunales, y a las víctimas, herramientas jurídicas útiles para la erradicación total de la violencia intrafamiliar, evitando convertir la execrable violencia doméstica en un arma ideológica al servicios de intereses espurios.