Sala de prensa‎ > ‎

La Asociación Europea de Abogados de Familia solicita la dimisión del Decano del Ilustre Colegio de Procuradores de Madrid.

Juana Rivas, actualmente imputada por sustracción de menores, y a quién la Fiscalía pide cinco años de prisión, intervino el pasado 25 de enero en una mesa redonda organizada por el Ilustre Colegio de Procuradores de Madrid, en instalaciones de la Comunidad de Madrid, y con el patrocinio del Banco Santander.

La Asociación Europea de Abogados de Familia solicita la dimisión del Decano del Ilustre Colegio de Procuradores de Madrid, don Gabriel Mª de Diego Quevedo, y el cese inmediato del Consejero de Justicia de la Comunidad de Madrid, don Ángel Garrido García, por permitir que una imputada por sustracción de menores haga apología del delito.


Madrid, 27 de enero de 2018.- El pasado 25 de enero de 2018 el Colegio de Procuradores de Madrid celebró el II Debate sobre los Derechos del Menor, Violencia de Género y Delitos de Odio, e invitó a Juana Rivas a participar en la mesa redonda «Los menores en el pacto de violencia y Juana Rivas, su versión», haciéndolo en compañía de María Granizo Palomeque, Vocal 8º de la Junta de Gobierno del Ilustre Colegio de Procuradores de Madrid, de Francisca Granados, autotitulada «asesora Legal» de Juana Rivas y de la Diputada socialista Ángeles Álvarez, miembro de la Comisión de Igualdad del  Congreso de los Diputados.

Tal acto ha provocado el malestar de gran parte de los procuradores de Madrid pues es un auténtico despropósito presentar a Juana Rivasacusada de dos delitos de sustracción de menores, como modelo de madre y como ejemplo de la garantía de los derechos de los niños.

La Asociación Europea de Abogados de Familia recuerda que Juana Rivas está actualmente imputada por dos delitos de sustracción de menores, al negarse a entregar a su marido a los hijos comunes, desobedeciendo así 5 resoluciones judiciales españolas.

Igualmente, en referencia a Francisca Granados, es necesario recordar que lleva meses presentándose impropiamente como «asesora legal» de  Juana Rivas, y fue tanto el escándalo que causó en la opinión pública su desacertado asesoramiento que en agosto pasado tuvo que intervenir el Consejo General de la Abogacía para informar que la tal Francisca Granados «no ostenta por tanto la condición de letrada, por lo que no está legitimada para ejercer ninguna de las funciones inherentes al ejercicio profesional de la abogacía» y «en consecuencia, cualquier actuación suya en este ámbito se encontraría al margen del debido control deontológico y de cumplimiento de los deberes profesionales que realizan los Colegios de Abogados y este Consejo General, dentro de las misiones que tienen encomendadas».

A pesar de todo esto, el Ilustre Colegio de Procuradores de Madrid no dudó en invitar a estas dos mujeres, trasladando así a la opinión pública la idea de que la ciudadanía debe tomarse la justicia por su mano y no está obligada a cumplir las resoluciones judiciales. Y trasladando igualmente la idea de que se pueden hacer las funciones de «asesora legal» sin estar debidamente colegiada, haciendo así un flaco favor a los abogados.

Es triste, por demás, que este acto se haya celebrado en el Salón de Actos de la Oficina de Cultura y Turismo de la Consejería de Presidencia, Justicia y Portavocía del Gobierno de la Comunidad de Madrid, pues muestra la poca sensibilidad que tiene la Presidenta de la Comunidad de Madrid con los derechos de los niños y con el cumplimiento de la ley y las resoluciones judiciales. La Sra. Cifuentes criticará mucho a Puigdemont que desobedezca las resoluciones judiciales, pero luego brinda sus instalaciones para que se haga apología de la desobediencia judicial. Y más triste es que el acto estuviera igualmente patrocinado por el Banco Santander, que de esta manera parece apoyar la insumisión ante el ordenamiento jurídico, y parece patrocinar los graves delitos de sustracción de menores.

La Asociación Europea de Abogados de Familia entiende que la actitud más digna por parte de D. Gabriel Mª de Diego Quevedo (actual Decano del Ilustre Colegio de Procuradores de Madrid) es presentar su dimisión como Decano, pues es triste que una institución de tanto prestigio acabe amparando a este tipo de personas que pretenden justificar la desobediencia y que esparcen soflamas políticas para justificar la crianza de los niños alejados de sus progenitores varones. Y todo ello contraviniendo nuestra propia legislación y lo acordado por organismos internacionales de los que somos parte, como el caso del Comité de los Derechos del Niño, que en su Observación General nº 14 de 2013 acordó que «al evaluar el interés superior del niño, el juez debe tener en cuenta el derecho del niño a conservar la relación con ambos progenitores».

Efectivamente Juana Rivas, acusada de dos delitos de sustracción de menores, se atrevió a cuestionar gran parte de los procedimientos de su caso, olvidando que ella fue la que secuestró a sus dos hijos, presentándose como víctima afirmado que “como tantas mujeres maltratadas, creí en las promesas de mi exmarido y volví con él; luego descubrí que era una trampa. Recurrí a las instituciones para recibir apoyo como víctima de violencia de género.”

Y es que el caso de Juana Rivas se nos ha querido vender como una guerra de sexos entre la madre –mujer- y el padre –hombre- cuando en el fondo lo que ha habido es una guerra emprendida por la madre contra el derecho de sus hijos a tener contacto con sus dos progenitores. Y es que olvidan que la víctima legal del delito de sustracción no es el marido, sino los dos hijos menores a los que Juana Rivas retuvo en España en contra de lo establecido en cinco sentencias.

Por eso la Asociación Europea de Abogados de Familia considera escandaloso que el Colegio de Procuradores de Madrid, que como factor jurídico que es debe velar por el cumplimiento del derecho y el acatamiento de las resoluciones judiciales, haya prestado su institución a tan innoble fin como el de presentar como modelo de conducta «protectora de la infancia» a Juana Rivas. Y es que debemos recordar que el Ministerio Fiscal solicita dos condenas de 2 años y 6 meses cada una por dos delitos de sustracción de menores, por cuanto Juana Rivas «consciente» de las resoluciones judiciales (de hasta cinco resoluciones) y «con ilícito ánimo de incumplirlas» permaneció oculta con sus hijos en un lugar indeterminado sin facilitar su paradero y «a sabiendas de la obligación que pesaba sobre ella de restituirlos». Sin embargo, y a pesar de todo esto el Colegio de Procuradores permitió que Juana Rivas cuestionara, con medias verdades y groseras mentiras, gran parte de los procedimientos de su caso.

Del mismo modo la Asociación Europea de Abogados de Familia solicita el cese inmediato del Consejero de Justicia de la Comunidad de Madrid, don Ángel Garrido García, por ceder sus instalaciones a estos aquelarres de género que difunden «consignas políticas» contrarias a nuestro derecho.

La Asociación Europea de Abogados de Familia considera que ya es hora de que la sociedad española se despierte y arroje lejos de sí el manto de silencio y de censura que quiere imponer la ideología política de género, que se ha convertido en el opio de los infelices, de los frustrados y de los incompetentes. Es necesario perseguir y castigar cualquier sustracción de menores, independientemente del sexo del progenitor secuestrador, por cuanto los menores tienen derecho irrenunciable a mantener contacto tanto con su madre, como con su padre.

Por ello la Asociación Europea de Abogados de Familia aboga por la efectividad real del principio de igualdad ante la ley y aboga por acabar con la asimetría penal, social y mediática por cuestión de sexo, pues la sustracción de menores supone un claro perjuicio para el correcto desarrollo de la infancia, independientemente del sexo del progenitor que ejecute el delito.

Igualmente, desde la Asociación Europea de Abogados de Familia, se ha iniciado una recogida de firmas para solicitar al Decano del Ilustre Colegio de Procuradores de Madrid su dimisión. Dicha recogida de firmas está alojada en el dominio http://www.familiaenderechos.es/2018/01/27/dimision-decano-procuradores/ .

Por último, la Asociación Europea de Abogados de Familia solicita a todos los poderes públicos un claro compromiso en la defensa de los derechos de la infancia, y el abandono de políticas inspiradas en la ideología de género, pues dicha ideología es uno de los factores que está contribuyendo a la destrucción de miles de familias.

 

Recursos informativos:

Recogida de firmas: http://www.familiaenderechos.es/2018/01/27/dimision-decano-procuradores/