5.O - Si he conseguido reunir el dinero después del divorcio, ¿puedo obligar al banco a que acepte cobrar por anticipado la hipoteca, aunque mi exmujer tenga parte de la propiedad y el uso?



Sí, siempre. Y ello, aunque la otra pate no esté de acuerdo con el pago anticipado o se niegue a aportar su parte En nuestro derecho de hipotecas el plazo está establecido en beneficio del deudor, no del acreedor para seguir cobrando intereses. Todo deudor tiene el derecho de liberarse de su deuda pagando anticipadamente. El banco no puede negarse a recibir el dinero por adelantado, ya se lo pague su deudor, o cualquier otro que actúe en interés de aquél. O sea, no puede negarse a cobrar venga el dinero sólo del exmarido, sólo de la esposa o de cualquier tercero. De ahí que sean legales, dentro de ciertos límites, las comisiones y penalizaciones por cancelación o amortización anticipada.



También son posibles los pagos anticipados parciales, hechos por uno sólo, si bien los bancos suelen fijar límites máximos y mínimos, además del cobro de comisiones que están tasadas legalmente (en general, nunca más del 0.50% de lo anticipado). El pago anticipado servir para reducir la cuota mensual o el plazo final, pero la opción requiere unanimidad de todos los deudores, a quienes se les pide que firmen un documento. Si no hay acuerdo sobre esto, el pago anticipado puede hacerlo uno solo de todas maneras, pero el banco lo aplicará a la opción supletoria fijada en la escritura, que suele ser reducir cuota.



El pago anticipado total de la hipoteca no extingue el derecho de uso de la vivienda que le hubiese sido asignado a los hijos y a la madre custodia, ni es causa por sí sola para renegociar los términos del divorcio.



Cuando termine el derecho de uso, es decir, generalmente cuando se emancipe el último de los hijos comunes, las cantidades abonadas por el padre se tendrán en cuenta al liquidar la vivienda, ya cobrando él más del comprador si es que se vende (incluso a la exesposa), ya pagando menos a la exesposa si es él quien se queda con la casa.